New Horizons detecta indicios de que el Cinturón de Kuiper es aun mayor

   MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) –

   Nuevas observaciones de la misión New Horizons de la NASA insinúan que el Cinturón de Kuiper, un disco circunestelar en el sistema solar exterior, es aun más grande de lo estimado.

   A toda velocidad a través de los bordes exteriores del cinturón de Kuiper, casi 60 veces más lejos del Sol que la Tierra, el instrumento Venetia Burney Student Dust Counter (SDC) de New Horizons está detectando niveles de polvo más altos de lo esperado: diminutos restos congelados de las colisiones entre los KBO (Objetos del Cinturón Kuiper) más grandes y partículas levantadas desde los KBO salpicadas por impactadores de polvo microscópicos que llegan desde fuera del sistema solar.

   Según informa la NASA, las lecturas desafían los modelos científicos de que la población de KBO y la densidad del polvo deberían comenzar a disminuir 1.500 millones de kilómetros dentro de esa distancia y contribuyen a un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que el borde exterior del cinturón de Kuiper principal podría extenderse miles de millones de kilómetros más que las estimaciones actuales, o que incluso podría haber un segundo cinturón más allá del que ya conocemos.

   Los resultados aparecen en Astrophysical Journal Letters.

   «New Horizons está realizando las primeras mediciones directas de polvo interplanetario mucho más allá de Neptuno y Plutón, por lo que cada observación podría conducir a un descubrimiento», dijo en un comunicado Alex Doner, autor principal del artículo y estudiante graduado en física de la Universidad de Colorado Boulder. «La idea de que podríamos haber detectado un cinturón de Kuiper extendido, con una población completamente nueva de objetos que chocan y producen más polvo, ofrece otra pista para resolver los misterios de las regiones más distantes del sistema solar».

   Los últimos y sorprendentes resultados se compilaron durante tres años mientras New Horizons viajaba de 45 a 55 unidades astronómicas (UA) del Sol, siendo una UA la distancia entre la Tierra y el Sol, aproximadamente 140 millones de kilómetros.

   Estas lecturas se producen cuando los científicos de New Horizons, utilizando observatorios como el Telescopio japonés Subaru en Hawai, también han descubierto varios KBO mucho más allá del borde exterior tradicional del Cinturón de Kuiper. Se pensaba que este borde exterior (donde la densidad de los objetos comienza a disminuir) estaba a unas 50 UA, pero nueva evidencia sugiere que el cinturón puede extenderse hasta 80 UA o más.

   «Estos nuevos resultados científicos de New Horizons pueden ser la primera vez que una nave espacial descubre una nueva población de cuerpos en nuestro sistema solar«, dijo Alan Stern, investigador principal de New Horizons del Southwest Research Institute en Boulder.

   Ahora en su segunda misión extendida, se espera que New Horizons tenga suficiente propulsor y potencia para operar hasta la década de 2040, a distancias superiores a 100 AU del Sol. A esa distancia, dicen los científicos de la misión, SDC podría incluso registrar la transición de la nave espacial a una región donde las partículas interestelares dominan el ambiente de polvo.

Fuente: europapress.es

Artículos Relacionados

ULTIMAS NOTICIAS